15/5/10

Carta de presentación

Soy una chica propensa a las adicciones.


El nestea. El café. El olor del suavizante. La ducha. La costumbre 
de no perdonarme a mí misma. No dormir. El café. Ser la mejor. 
Todo, ya, ahora. Por si acaso. Córdoba. Cosmopoetizarse.
Los sábados por la mañana. El café. El café. No dormir. El café.
La cerveza. Madrid con sol. Las camisetas de tirante. La nostalgia. 
Praga. Lisboa. Málaga. Pintauñas morado. Encerrarse 
en la cocina para preparar algo dulce. El sofá de mi casa. Mamá. 
A veces pasa. Almudena Grandes. Isabel Coixet. Javier Ocaña. 
Las afueras. El café. El café. No dormir.
El café. La cerveza. El chocolate. Los ojos. Lisboa.
El mar. Perderse. El café. El café. No dormir. El café.
Todo, ahora, ya, sí. Yo puedo. La cerveza. La cerveza.
No acordarse de nada. La cerveza. El café. Mi cama. Mis gafas.
Un bolso grande. Lápiz de ojos verde. Los rizos. Los mosquitos.
Irá bien. Hoy. El color morado. El gris. Sorpréndeme.
Pasa. Me pasa a mí. A peor. Los nervios. Atocha.
El café. El café. No dormir. El café. La cerveza. La cerveza.
El café. No dormir. El café.


La palabra POESÍA (letra Times New Roman 14)
se queda atrapada entre mis cuerdas vocales.
Me atraganto. Y me encanta.
También el café.

2 comentarios:

Brian Edward Hyde dijo...

Bienvenida. Te sigo al lado ;)
en silencio...

Enrique dijo...

Parece increíble, Nueva York al fondo.