4/3/11

Casas


Fotografía de Víctor Carrillo

En mi casa todo es sencillo.
La nevera se abre por la izquierda
y las pelusas se acumulan en los mismos rincones.
Las camisetas no consiguen mantenerse en el segundo cajón
del armario más de cuatro días seguidos. Asaltan mi silla.
Me asaltan a mí. Los botes de café apenas dan 
para diez días. La lavadora se pone los sábados por la tarde.

A mi casa llegan las cartas que reciben mis amigos
mientras están de viaje. 
Se amontonan en una pequeña mesa del recibidor.
(Parece que me miran desde allí, absortas, 
pensando que también a ellas las olvidaron algún día).

El día que la nevera se abra por el lado derecho,
las pelusas comiencen a acumularse dentro del armario
y no se derrame el café,
mi casa dejará de ser mi casa.

Seguirá sonando el teléfono.
Continuarán llegando cartas de personas a las que echo de menos.

Y mi casa será otra casa.

Construiré un hogar en otra parte.
Me llevaré mi casa conmigo. 




Fotografía Víctor Carrillo



4 comentarios:

María Mercromina dijo...

Mi casa en el corazón de la gente que quiero.
En el tuyo.

María Torralba Luque dijo...

Ser capaz de llevarte tu casa a cualquier lado es algo precioso... :)

Maria dijo...

"Home is where the heart is"

http://www.goear.com/listen/338100f/walk-on-u2

Chus A. dijo...

Tendemos al caos,, sin duda..
Bonito texto.
Saludos